El "scalextric" de Vigo: historia de un despropósito

Una lengua de cemento de varias toneladas que atragantó a Vigo. El paso elevado sobre la calle Lepanto pretendía enlazar con la AP-9, pero nunca llegó a abrirse al tráfico. 10 años de protestas e incomodidades acabaron bajo la piqueta. Peculiar hasta el final, el ministro que inauguró la demolición admitiría antes de agarrar el taladro: "Es la primera vez que me pasa algo así".

(Haz click en una imagen para saber más)